Se dejaron los goles para el Bernabeu

Atlético de Madrid   + Oblak…y los dos centrales.          Con respecto a la temporada pasada, los colchoneros han perdido poder en las dos áreas. Ya no están el mejor portero, el belga Courtois ni el delantero más en forma en la 13/14, Diego Costa. Sin embargo, el esloveno Oblak (que ha aprovechado la lesión […]

Atlético de Madrid

 

+ Oblak…y los dos centrales.

         Con respecto a la temporada pasada, los colchoneros han perdido poder en las dos áreas. Ya no están el mejor portero, el belga Courtois ni el delantero más en forma en la 13/14, Diego Costa. Sin embargo, el esloveno Oblak (que ha aprovechado la lesión de Moya) estuvo soberbio en el paradón a Bale al comienzo del partido, en la espectacular mano que sacó a James antes del descanso, y después atajando con solvencia los disparos lejanos de Bale, de James o del alemán Kroos. El gigantón Oblak ya fue clave en la eliminatoria anterior ante el Bayer Leverkusen cuando el Atlético de Madrid venció en los penalties.

Además, salvo en el error grave de Godín en el minuto 3 de partido que permitió a Bale tener la mejor ocasión de gol del encuentro, la pareja de centrales formada por Miranda y el uruguayo es la piedra angular por la que se consolida el sistema defensivo atlético. En la base del 1-4-4-2 defensivo, los rojiblancos se repliegan al campo contrario, defienden muy juntos la zona central del campo y dejan libres los pasillos laterales, invitando a los rivales a hacer centros al área por que saben que en el juego aéreo, Miranda y Godín son casi inexpugnables. Es justo decir que el sustituto de ambos, el joven uruguayo Giménez, ha jugado a un nivel muy alto cuando ha faltado uno de sus compañeros.

 

+ Mantener la portería a cero.

         Comentaba Simeone antes del partido que una de las prioridades de su equipo era que el Real Madrid no marcase gol en el Vicente Calderón. El técnico argentino lo consiguió y ahora a su equipo le valen dos de los tres resultados posibles en el Santiago Bernabeu, el empate (con goles les clasifica y el 0-0 les lleva como mínimo hasta los penaltis) y la victoria, para seguir en la competición. Sin embargo, a pesar de no recibir ningún gol, el técnico argentino tendrá que analizar bien el encuentro ya que su equipo concedió a su rival más ocasiones de las habituales y eso ante un equipo con la calidad individual del Real Madrid es terriblemente arriesgado.

En el 1-4-4-2 del Atlético me sorprendió la ausencia de Jesús Gámez en el lateral izquierdo. Se podría decir, que con la marcha de Filipe Luis al Chelsea, los atléticos tienen en esa posición su particular agujero negro. Ni el argentino Ansaldi (más defensivo) ni el brasileño Siqueira (más ofensivo) terminan de convencer a Simeone. En las últimas fechas, ha sido Gámez, excapitán del Málaga, el que ha ocupado con éxito esa posición. Ante el Real Madrid, el entrenador argentino optó por equilibrar las bandas, juntando por la derecha a Juanfran (mejor en la fase defensiva que Siqueira) con Arda Turan (al que le cuesta más defender que a Koke), y colocando en la izquierda al brasileño y al español.

 

+ De menos a más.

         Mientras en la primera mitad, el Atlético de Madrid fue claramente superado por el Real Madrid, tras el descanso el encuentro se equilibró y el partido terminó con los rojiblancos metiendo en su área a los merengues.

En la segunda mitad, el Atlético se pareció de verdad al Atlético. Más intensidad, más agresividad, más duelos cuerpo a cuerpo (parece que la sangre y las heridas de Mandzukic encendieron a los rojiblancos) que cortaron el ritmo del Real Madrid. Además, con los cambios de Raúl García y Fernando Torres el equipo mejoró y tuvo sus mejores minutos. La presencia del navarro como medio derecho facilita la salida del equipo rojiblanco en los balones en largo ya que cuando se empareja con los laterales izquierdos contrarios (Marcelo en el Real Madrid o Jordi Alba en el Barcelona) su superior juego aéreo es una apuesta ganadora y permite a su equipo jugar el balón en el campo contrario sin necesidad de arriesgar a perderlo en el propio.

 

-       Inferioridad táctica y física en la primera mitad.

Que el Atlético de Madrid es inferior técnicamente al Real Madrid es algo que los rojiblancos tienen asumido, sin embargo, llamó la atención la clara superioridad táctica de los blancos en los primeros cuarenta y cinco minutos. Los rojiblancos apenas tuvieron la posesión del balón y lo perdían rápido ahogados por el agresivo pressing en campo contrario del equipo de Ancelotti. Los mejores futbolistas colchoneros, Koke, Arda Turan o Griezmann apenas entraron en juego y se tuvieron que dedicar a correr detrás de la pelota. La primera mitad se jugó en el medio campo rojiblanco porque el Atlético se replegó pero también porque el Real Madrid no le permitió salir de él.

Además, los futbolistas del Cholo Simeone estuvieron más lentos y con menos chispa que sus rivales. Sin embargo, al terminar el encuentro mejor que el Real Madrid se podría decir que los rojiblancos estuvieron menos rápidos pero más resistentes que los merengues.

 

 

Real Madrid

 

+ Mejor ocupación de los espacios.

     Los primeros cuarenta y cinco minutos transcurrieron en el campo rival. El equipo de Carlo Ancelotti controló el juego y consiguió que el balón estuviera lejos de su área. La superioridad del Real Madrid fue técnica, física…y táctica.

Varane y Sergio Ramos acampados en el campo contrario y el alemán Kroos, por delante de ellos pero por detrás de la línea de la pelota, eran los primeros que le daban velocidad a la circulación del balón. Carvajal por la derecha y Marcelo por la izquierda le dan amplitud y profundidad al equipo colocándose por delante de los dos interiores, James y Modric. Como futbolistas más adelantados, la BBC con mucha movilidad y con intercambio de posiciones. En la primera mitad, los blancos insistieron más por la derecha con Carvajal, Modric y Bale tratando de sacar partido a la teórica debilidad defensiva de Siqueira, mientras que en la segunda mitad tuvo más peso el lado izquierdo con la capacidad de sorpresa de Marcelo, y sus triangulaciones con James y Cristiano Ronaldo o Benzema.

Además de la fase defensiva, el Real Madrid estuvo soberbio en las transiciones defensivas en la primera mitad. Al estar todo el equipo junto en campo atlético, en cuanto perdían la pelota los blancos presionaban y ahogaban a los rojiblancos que perdían el balón con una rapidez no habitual.

 

+ Sergio Ramos, Modric, James…y Varane.

     El Real Madrid ha sufrido mucho en el comienzo del 2015 por las lesiones de jugadores importantes en la línea defensiva y en el centro del campo. Quizás la diferencia de nivel entre los futbolistas titulares y sus sustitutos sea la más grande en las últimas temporadas.

La recuperación de Sergio Ramos (a pesar de sus errores en el pase en el Calderón) permite a los blancos disfrutar de su mariscal de campo y de unos de los líderes (junto a Casillas y Cristiano Ronaldo) del grupo. Con Modric mejora la fluidez en la circulación del balón del Real Madrid y Kroos se siente mejor acompañado en las fases defensiva y ofensiva. Por su parte, James, más escorado hacia el lado izquierdo, ofrece visión de juego, capacidad de asociarse en esa parte del campo con Marcelo, que se incorpora por fuera desde atrás, y con Cristiano o Benzema que le apoyan por delante. A pesar de las lesiones, el colombiano aporta ya 13 goles y 12 asistencias.

El día anterior del partido, Varane parecía que iba a comenzar el encuentro desde el banquillo pero unas molestias de Pepe le dieron la oportunidad de salir en el once inicial madridista…y fue el mejor jugador de su equipo. El francés gustó por su lectura del juego y su excelente colocación, por esa velocidad que impresiona y que dejó en evidencia a sus rivales, por su elegancia y precisión a la hora de la salida del balón desde la zona de iniciación, y por su solvencia en el juego aéreo.

 

+ Buena defensa en las acciones a balón parado defensivas.

     Uno de las claves de la eliminatoria para el Real Madrid es contrarrestar el poderío del Atlético en las acciones a balón parado ofensivas. Los merengues saben que gran parte de las oportunidades rojiblancas pasan por aprovechar los córners, las faltas e incluso los saques de banda cerca de la portería contraria. El equipo de Simeone ha marcado el 47 % de sus goles en todas las competiciones aprovechando estas jugadas (41 goles en SFG de 87 en total).

Ancelotti hizo a su equipo defender en los córners con marcaje mixto: Benzema y Cristiano se encargaban de las zonas por delante del primer palo, Carvajal defendía el propio primer poste, Modric y James se encargaban de cubrir el borde del área para ganar los segundos balones mientras que Varane, Ramos, Marcelo, Bale y Kroos hacían marcas individuales y Casillas se hacía dominador del área pequeña. El Real Madrid lo hizo muy bien, aunque la mejor ocasión rojiblanca llegó en los últimos minutos del partido cuando en un córner Godín ganó el balón en el segundo palo y su pase de cabeza lo estuvo a punto de aprovechar Mario Suárez si no llega a ser por una excelente intervención del portero blanco.

 

-       A peor con los cambios y la ausencia de Marcelo.

Al Real Madrid le sucedió lo mismo que en el clásico ante el Barcelona, comenzó muy bien pero fue bajando su rendimiento conforme avanzaba el partido. El equipo va perdiendo fuelle en la segunda mitad de los partidos. Los cambios no ayudan a sostener el nivel del equipo. La salida de Isco por Benzema ayuda a ajustar la fase defensiva del equipo en 1-4-4-2 con James, Modric, Kroos e Isco en el centro del campo, y liberar a Bale de tareas ofensivas colocándose junto a Cristiano Ronaldo. Sin embargo, el equipo en la fase ofensiva, a pesar de introducir un centrocampista más no controló el partido como lo hizo en los primeros 45 minutos con la BBC sobre el campo. Da la sensación de que a éste Real Madrid le faltan futbolistas en el banquillo capaces de cambiar el rumbo de los partidos.

Precisamente por eso, se antoja muy importante la ausencia del brasileño Marcelo en el partido de vuelta en el Santiago Bernabeu. Los merengues pierden a su futbolista más creativo, con más capacidad de sorpresa además del mejor socio de James y CR. El portugués Coentrao, en baja forma, o Arbeloa son los que tienen más posibilidades de ocupar la plaza de lateral izquierdo. Parece muy improbable que Ancelotti se decida a colocar a Bale en esa posición para introducir a Isco en el centro del campo.

Post relacionados:

  1. Para éste Real Madrid todos los partidos son importantes
  2. Sólo faltaron los goles en Pamplona

Posts Relacionados

Posts Populares


Comentar este artículo

* Los campos Nombre, Correo, Comentario son obligatorios